Pº Santa María de la Cabeza, 10 2º B 28045 Madrid

Drenaje linfático

El drenaje linfático es la técnica que busca la activación de la circulación del flujo del sistema

linfático, que discurre de forma prácticamente paralela y muy intercomunicada con el sistema

circulatorio venoso. Una de sus más importantes funciones, además del transporte de corpúsculos

sanguíneos (excepto glóbulos rojos), es la recogida de sustancias de desecho de los tejidos para

que sean filtradas y eliminadas del organismo.

Las alteraciones del flujo linfático se traducen en el estancamiento del líquido linfático

especialmente en las extremidades (en los miembros superiores suele producirse tras

mamectomías con resección de los ganglios linfáticos axilares). Su incidencia es mayor en

miembros inferiores y suele ir asociado a dificultades de la circulación venosa. Se manifiesta en

forma de edema.

El tratamiento de estos edemas de origen linfático (que en los casos más graves desembocan en

elefantiasis), se realiza a través del Masaje de Drenaje Linfático, técnica que debe realizarse

siguiendo unos parámetros muy precisos para que realmente sea eficaz.

Las características propias de el fluido y los vasos del sistema linfático hacen que la dirección de

los movimientos de las manos y la presión ejercida por el fisioterapeuta deban ser los adecuados,

pues de lo contrario los vasos se colapsarán y el masaje no será efectivo.