Pº Santa María de la Cabeza, 10 2º B 28045 Madrid

Fisioterapia en pelviperineología y ginecología

La cavidad pélvica aloja diversos órganos: la vejiga urinaria, el útero (en el caso de las

mujeres) y el recto. Estos órganos están dotados de un sistema de sujección doble: por su

parte más craneal se encuentran suspendidos por una serie de ligamentos y por la zona

caudal se apoyan sobre la musculatura del llamado suelo pélvico. En el caso de las

mujeres existe otra característica diferenciadora: el canal del parto, que hace que esta

ALBERFIS S,L

musculatura deba tener un tono muscular adecuado para evitar la debilidad muscular que

puede favorecer el descenso de los órganos pélvicos o la insuficiencia de los esfínteres

tanto urinario como rectal.

Cuando el tono muscular del suelo pélvico no es el adecuado aparecen alteraciones

como: la pérdida involuntaria de orina, de heces, descenso de los órganos pélvicos: la

vejiga urinaria (cistocele), el útero (histerocele) o el recto (rectocele), y también puede

provocar alteraciones en la actividad sexual.

Los factores favorecedores de la disminución del tono muscular son múltiples: obesidad,

embarazo, parto, edad (especialmente a partir de la menopausia), ejercicio físico que

aumente la presión intrapélvica, etc. En los hombres la principal causa de las alteraciones

musculares del suelo pélvico y la incompetencia esfinteriana suele responder a secuelas

post cirugía prostática.

La fisioterapia en este campo se ocupa de restablecer el equilibrio del tono muscular, a

través de la utilización de técnicas de reentrenamiento de la musculatura propia del suelo

pélvico y con la ayuda de técnicas de electroterapia.

No podemos olvidar que las alteraciones del tono de esta musculatura, ya sea por

hipotonía (que es el trastorno más frecuente), como por hipertonía (que se suele producir

por otras causas y en general en mujeres jóvenes), tienen una repercusión importante en

el ámbito de las relaciones sexuales y emocionales.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, es fácil entender la importancia que tiene

la realización de tratamiento con fisioterapia del suelo pélvico post parto, que ayudará a

recuperar el tono fisiológico de esta musculatura y evitará que posteriormente aparezca

alguno o algunos de los problemas enunciados.